Escuela de Formación de Escritores

10 consejos para escritores desanimados

10 consejos para escritores desanimados ►

A veces, un escritor alcanza tal grado de desánimo que comienza a comparar todo aquello que escribe con las peores inmundicias que su imaginación alcanza a nombrar. Lo peor es que también le da por hacerlo con aquello que escribió hace tiempo y de lo que estaba, sin embargo, tan orgulloso no hacía ni un minuto. De repente es el fin, el caos más absoluto, el vacío, el acabose, la nada, cero. Y todo eso, ¿por qué? Puede ser a causa de un personaje rebelde, o de una escena irresoluble que no lo parecía tanto en la sesión de trabajo anterior, o de una trama tozuda que se empeña en seguir sus propios pasos bien lejos de la primera idea; o, el peor de los casos, que todo lo que tenía desarrollado del relato se le venga abajo como un soufflé.

A continuación damos 10 consejos para escritores desanimados:

  1. ¿La primera idea? En lo relativo a tramas, personajes, escenas, títulos, etc… nunca le des más importancia a la primera idea que a las que puedan venir luego, incluso cuando sean los propios personajes quienes te las soplen al oído; antes al contrario, presta especial atención a estas.
  2. Los 110 metros vallas. Si crees que te encuentras ante un obstáculo infranqueable: tranquilo. Rodéalo y sigue tu camino, más adelante habrá ocasión de eliminar ese obstáculo. No te detengas a intentar corregir cada cosa que identifiques como un obstáculo.
  3. Rueda de reconocimiento. Si te asalta insistente la idea de que un personaje no tiene el nombre o la caracterización que le exige su historia y su posición en el conjunto de la obra, quizás debas pensar en cambiárselo. Esto puede ocurrir porque la idea que te habías formado en tu cabeza sobre el personaje ha evolucionado por una línea distinta de lo que la historia donde lo has ubicado, exige. No tengas miedo a estos cambios, una novela es un ser vivo incluso después de la palabra FIN.
  4. Mi estilo, ¿dónde está mi estilo? Si no te convence el estilo con el que estás redactando, olvídate del estilo, intenta ser tú mismo, porque ser tú mismo es tu propio estilo.10 consejos para escritores desanimados
  5. Meter las tijeras. No tengas miedo de borrar cualquier texto que te produzca desconfianza o que creas “mejorable”, incluso cuando contenga ideas o material literario de calidad. Apártalo del texto y más adelante comprobarás si aún tiene su hueco o definitivamente nunca debió formar parte de tu texto.
  6. El infinito y frío papel blanco. Si lo que te desanima es el blanco del papel, coge tus libretas de notas, léelas sin propósito alguno, llegará un momento en que encuentres ese propósito. Si esto no funciona lee
  7. ¿Por dónde voy? Si te asalta permanentemente la duda de tu valía como escritor, lee diferentes textos que hayas escrito en orden temporal, comenzando por los más antiguos y hasta los más recientes. Por fuerza habrás de notar cierta evolución. Si esa evolución no es muy evidente, hoy es un buen día para empezar a evolucionar.
  8. Los planos. Si has esbozado una historia e incluso te has adentrado en la redacción de los primeros capítulos pero algo no te convence y te ves inseguro, repasa cada punto del planteamiento, repasa cada personaje, cada unidad de acción planificada, repasa detenidamente cada elemento integrante de la obra, muy pronto los puntos débiles saltarán a la vista en seguida.
  9. Criticón. Lee tus textos con ojos de enemigo para averiguar que les puede estar faltando y dáselo.
  10. La inspiración de la lectura. Si te planteas abandonar tu carrera de escritor, por ejemplo, porque ningún editor valora tu obra, deja inmediatamente a un lado el bolígrafo, el lápiz, el teclado o aquello con lo que escribas, y lee aquello que te gustaría escribir, pronto te sobrevendrán unas ansias indomables de escribir lo que te gustaría leer. El producto de esa escritura encontrará tarde o temprano a su editor.

Bola Extra: Cuando todo lo anterior falle, colócate frente al papel y escribe sin pensar en las consecuencias, no pienses en nadie, ni siquiera en ti mismo. Escribe como si el mundo estuviera a punto de acabarse.

Víctor J. Sanz

Víctor J. Sanz es Director de la Escuela de Formación de Escritores e imparte ► algunos de sus talleres de narrativa.

Si te ha gustado, compártelo:

Artículos relacionados

6 responses on "10 consejos para escritores desanimados"

  1. Lo que realmente desanima, al menos a mi, son las negativas de las editoriales. Muchas veces te preguntas si tienen razón y lo que escribes no vale la pena pero hay que perseverar y nunca perder la esperanza. Saludos!

    • Imagen de perfil de Víctor J. Sanz

      Hola, Aida.
      Gracias por participar.
      Efectivamente ese es uno de los factores que más pueden desanimar a un escritor, pero si lo miramos bien, muchas veces un escritor no debería querer parecerse a muchos títulos de lo que se publica hoy en día.
      Publicar no es siempre una garantía de calidad, y a veces tampoco lo es de beneficio económico, que es la razón mayoritaria para que una editorial apuesto por algo.
      Las expectativas de ventas no deben interpretarse como un termómetro de la calidad.
      ¡Saludos!

  2. A mi me ocurren dos cosas:

    1) Publiqué una novela hace 10 añod y desde entonces vive en mí un editor rayano que no hace más que revisar, revisar y revisar. Eso hace que relea tanto el texto que acaba pareciendo a mis ojos una basura.

    2) Escribo pero no soy constante. Por lo que cuando retomo me he aburrido de la temática, o bien directamente el argumento, que al principio me sedujo, ya no lo hace.

    He pensado que tal vez no me guste escribir como a veces pienso.
    La verdad que es descorazonador.

    PD: he probado de una u otra forma con los consejos de la lista.

    • Imagen de perfil de Víctor J. Sanz

      Hola, M. Alejandro:
      Muchas gracias por su visita y su participación.

      Esa figura del editor a la que se refiere, no es ni infrecuente, ni indeseable para el escritor. Es más, diría que es hasta deseable. ¿Cómo ofrecerle al lector lo mejor de nosotros mismos como escritores si no sometemos lo escrito a uno mínimos de calidad?

      El hecho de que uno perciba como basura su propia producción solo constanta su consciencia de que hay que mejorar cada día y, no solo eso, sino que además certifica el ansia por conseguirlo, lo que es ciertamente una buena noticia para el autor.

      La constancia es algo que, por lo general, va de la mano de la pasión por la escritura y es altamente recomendable para desarrollar el oficio en toda su extensión y capacidad. No es significativo el hecho de que la temática del trabajo que dejó a medias, o su argumento, deje de seducirle; de hecho constata su propia evolución. Que hayamos trabajado durante largo tiempo en una idea no la convierte en una buena idea.

      No estoy de acuerdo en que no le guste escribir, más bien me parece que no ha encontrado usted el género adecuado o la vía para desarrollarlo.
      Tal vez su mejor baza no sean los textos largos que requieren en mayor medida de la constancia, sino que muy bien podrían ser los relatos breves el género donde usted se encuentre más a gusto.

      Pruebe a escrbir textos que no excedan de unas pocas sesiones de trabajo de manera que la falta de constancia no le suponga una seria barrera para escribir.

      Si hay algo en lo que podamos ayudarle, no dude en contactar con nosotros.

      Reciba un cordial saludo

  3. Son diez consejos magníficos. Yo añadiría uno más. Cuando tengas las obra terminada sométela a la lupa de un profesional que te haga ver tus potenciales y defectos. El escritor novel debe presentar hoy día unos trabajos inmaculados en cuanto a estructura y gramática. Yo empecé de cero en 2007. He publicado dos libros en coedición y otros dos en autoedición. Pero lo primero que hice fue exponer mis trabajos en la AEN. Sus valoraciones y correcciones me han servido de mucho. Hoy día, una editorial competente va a reeditar mis cuatro libros para darlos a conocer mejor. No lo habría conseguido de otro modo.

    • Imagen de perfil de Víctor J. Sanz

      Hola, José Ramón,
      muchas gracias por tu visita y tu comentario.
      Y, por supuesto, por el consejo.
      Es algo que siempre decimos a nuestros alumnos, incluso cuando no están desanimados 😉
      Nuestro servicio de Asesoría y de Revisión y Corrección literaria deja muy contentos a los escritores, porque ven cómo sus obras crecen y ganan en calidad. Incluso cuando ya han publicado, siguen acudiendo a nosotros con sus nuevas obras.
      Si quieres más información al respecto, estaremos encantados de atenderte.
      Mucha suerte con esa reedición.
      Recibe un cordial saludo.

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


 Desarrollado por WriWeb
X