Escuela de Formación de Escritores

¿ El escritor nace o se hace ?

¿ El escritor nace o se hace ? ►

Es una de las preguntas más viejas y más visitadas en lo referente al oficio de escritor, pero no por eso se ha resuelto de forma definitiva.

Nuestros tutores opinan:

Chris J PeakeChris J. Peake, tutor de ► Novela Fantástica:

Yo creo que todos nacemos con predisposición a desarrollar ciertas habilidades (escribir o la que sea para cada uno), y depende del contexto que desarrollemos estas habilidades. Ahí es donde entran en juego factores como el ambiente de aprendizaje en el hogar, la instrucción en la escuela, la lectura… Sin una dosis mínima de motivación e interés por cierta habilidad, no se desarrollará: sino disfrutas realizando una actividad, no la desarrollarás. Hace falta perseverancia, mucha perseverancia, porque nazcamos o no siendo escritores, jamás alcanzaremos nuestro techo. Siempre podemos mejorar, seguir aprendiendo.


Érika GaelÉrika Gael, tutora de ► Maquetación e Inteligencia Emocional para Escritores:

No puedo decir si se nace, ya que la idea de una vocación predestinada es tan romántica como difícil de comprobar. De lo que sí estoy segura es de que, si además de ello un escritor no se ocupa de hacerse, ninguna supuesta capacidad innata llegará muy lejos…


Jaume VicentJaume Vicent. tutor de ► Novela negra y de misterio y de Introducción al terror

¿Qué fue antes el huevo o la gallina?

La pregunta viene a ser igual de complicada. Un escritor puede hacerse, pero tiene que nacer con algo… Hay que diferenciar a los escribidores, de los escritores; el escritor nace y con la práctica y el estudio se hace. El escribidor se hace, pero nunca llegará a ser escritor (publicará y todo eso, pero siempre le faltará algo).

¿Cuál es la diferencia? El escritor disfruta, padece y se complica la vida con sus historias, tiene ese toque especial, que hace que sus escritos tengan algo de lo que carecen los demás. Llámalo talento, duende, salero, savoir faire o lo que te dé la gana… Pero el escritor tiene algo que lo hace único. Esa es la parte que no puede aprenderse. El resto, es como todo: práctica y esfuerzo.

Y…. Estamos como al principio…


Judit de DiegoJudit de Diego. tutora de ► Gramática y Ortografía

Se nace. Pero solo llega a ser escritor quien sabe desarrollar tal perfil.

Creo que todo lector tiene parte de escritor, pero este ha de poseer dos aptitudes innatas: el gusto por la formación (leerlo todo, ser ecléctico) y el ánimo por la práctica. Solo si se tienen estas capacidades y no dejan de alimentarse, uno «se hace» escritor.

Hacerse escritor es nacer en la escritura.


Vicente AbellaVicente Abella, tutor de ► Traducción del lenguaje poético

 Todos nacemos en una época, un lugar y con unas cualidades que condicionan nuestra trayectoria. El amor o desamor de la vocación de escritor nace con nosotros, pero se conforma día a día, no conoce la tranquilidad, necesita la llama y el caminar constante para renacer cada nueva vez. El escritor no nace ni se hace: el nacer y hacerse son un círculo hermenéutico, una espiral de ascenso hacia la realización de la escritura.

Yolanda GonzálezYolanda González Mesa, tutora de los talleres de ► Productividad para escritores y Scrivener

El escritor nace, en el sentido de que sin vocación, nadie se hace escritor, hay profesiones mucho más fáciles y rentables que seguir sin predisposición.
Lo que sí es cierto es que el talento sin más, tampoco te convierte en escritor. Debes pulir y trabajar ese talento para que dé los resultados que tú quieres.


José Juan PicosJosé Juan Picos, tutor de ► Novela Histórica

Sin duda, un escritor nace, lo mismo que nace un maestro fresador, un auxiliar de vuelo o un maquillador de cadáveres. De no nacer, sus letras se quedarían flotando en el limbo de las almas nonatas. Y una vez nacido, dado el panorama editorial, hace lo que puede, que no es poco.


Víctor JVíctor J. Sanz, tutor de varios talleres de ► Narrativa:

Creo que se tiene que nacer con determinadas cualidades y capacidades que, una vez desarrolladas, hechas, parecen traer de la mano la etiqueta de escritor. No es solo escritor el que escribe, sino el que escribe literatura y lo hace bien como fruto de desarrollar las cualidades y habilidades con que nació.

El escritor nace o se hace


Ver todos nuestros talleres

10 Consejos para tu primera novela. 10 consejos para crear personajes inolvidables

Si te ha gustado, compártelo:

Artículos relacionados

15 responses on "¿ El escritor nace o se hace ?"

  1. El escritor se hace: partiendo del desarrollo de determinadas regiones cerebrales incentivadas desde muy temprana edad por estímulos externos, lo cual genera una condición de aptitud o predisposición para ejecutar y asimilar actividades especificas pertinentes al oficio con poco o ningún esfuerzo, hablamos de sensibilidades, de ampliación de los sentidos, luego, en la posterior etapa de desarrollo intervienen otros factores en un extremo mas subjetivo como lo son: la pasión, la dedicación , la perseverancia y lógicamente una dosis generosa de estudio, lo cual inexorablemente conduce a la excelencia.

    • Imagen de perfil de Víctor J. Sanz

      Hola, ludico:

      Muchas gracias por su visita y por su interesante aportación a esta Mesa Redonda Virtual

      • Se nace escritor, y se perfecciona con estudio entusiasta, sin esperar más que satisfacción espiritual al comienzo…Después, Dios, el destino o quien quiera que sea, dirá…Pero si no hay talento innato, no se va a llegar a buen puerto.

  2. el escritor, el buen escritor escribe,no habla..

  3. Hola, bueno en mi opinion hay casos y casos pero yo creo que nace, naces teniendo interes por las palabras, por la historia que se cuenta, te les siempre el prologo…NO se creo que nace esa es mi opinion

  4. Quien sabe, lo que si está claro es que para escribir se debe haber leído bastante, así fue como Gabo aprendió a escribir, él mismo lo cuenta en sus memorias, los amigos le regalaron libros que debía leer toda persona que aspira a convertirse en escritor y el ingrediente principal: Tener esa pasión inagotable por expresarnos a través de la escritura.

  5. Es dificil asegurar que se nazca escritor, de hecho existe una tecnica que más o menos hay que aprender,(esa sería la razón de ser de portales tan buenos como este). En cualquier caso si creo que se puede mamar desde la cuna.El ejemplo del entorno puede ayudar.

  6. El escritor sin duda alguna nace. Luego depende del entorno en el que vaya creciendo y formándose. Mas adelante los cursos de escritura están bien para que el escritor conozca las técnicas, las herramientas de las que dispone y como emplear todo de manera correcta con un único fin: escribir.

  7. en mi opinión un escritor y cualquier persona no nace se forma,todos desde pequeños nacemos como un papel en blanco que anhela que sea escrito o dibujado. Entonces son nuestras decisiones lo que escriben en ese papel de la vida; y lo que nos de pasión lo que a nosotros nos llama atención es lo que vamos escogiendo es esa mi opinión.

  8. Muy buenas reflexiones, ante un tema que es complicado decantarse por una u otra. Considero que tiene una mezcla de los dos.
    Por un lado se tiene que tener cierta predisposición, es decir, te tiene que atraer el mundo de las letras. Al igual que otras profesiones esta es una de las que se pueden considerar vocacionales, puesto que el esfuerzo y la recompensa no van relacionados (si nos referimos a otras recompensas que vayan más allá de la personal). Además le tienes que añadir cierta “curiosidad” y empatía con otras personas para poder imaginar y trazar historias.
    Aparte el bagaje que vas adquiriendo (experiencias, viajes, formación, lecturas…) enriquece y da mayor consistencia a tus obras, contribuyendo positivamente en la mejora de la calidad y credibilidad de estas.

  9. Todos sentimos la necesidad de expresarnos hacia el exterior sobre nuestras vivencias o emociones, algunos lo hacen con la pintura, otros con la música, el deporte, y así en todas las actividades de la vida. Entre esas actividades está la pulsión por escribir, que en ciertas personas es tan fuerte, que resulta imposible no poner los sentimientos en papel. Luego, después de esa pulsión, uno necesita más, y va aprendiendo técnicas, formas, buscar su estilo. Elegir temas, desgranarlos, y en fin, espera siempre hacerlo bien. Y, como todos, necesitamos aceptación del otro. Aunque también necesitamos escribir sin que nadie nos lea. Es decir, 50 y 50.

  10. Hola, buenos días:

    Esta pregunta, como casi todas las preguntas interesantes, no tiene una respuesta clara, no existe ningún sitio en el universo, que es lo único que al parecer existe, donde esté escrita la solución. Es más, ¿por qué ha de haber una respuesta? Lo más lógico es inclinarse a pensar (pero no mucho, no vaya a ser que nos venzamos) que es una mezcla de las dos cosas; parece obvio que, en primer lugar, se ha de nacer y, una vez nacido, se han de tener unas aptitudes; una mosca de la fruta, por ejemplo, no podría escribir. Luego esas habilidades han de formarse y desarrollarse, no me imagino a Belén Esteban o a Sergio Ramos escribiendo un libro… eh bueno, perdón, quizá no sea el mejor ejemplo. Mi opinión personal, probablemente errónea y quizá no la más apropiada en una web que forma (y muy bien) escritores es que la parte instintiva es la más importante, en el sentido que un un pájaro no puede volar si nace calendario. Una persona que no tiene la necesidad de escribir nunca tendrá la ilusión de seguir adelante y formarse. Todos vemos en el colegio niños a los que se les da mejor jugar al fútbol que a otros, es algo natural. A los que se les da mal nunca llegarán a ser grandes futbolistas, aunque sí podrán jugar al fútbol y divertirse. No quiero con esto decir que la parte de formación de un escritor no sea importante, al contrario, la considero imprescindible (probablemente si yo estuviera más formado hubiera expresado mejor mi idea). Tampoco me refiero a tener “éxito” o no, un escritor no disfrutará igual si no se forma, aunque sea por puro egoísmo intelectual es necesario aprender. Además, cuando estudiamos para mejorar la escritura, estamos mejorando nuestro lenguaje, que es una de las pocas opciones que tenemos en el día a día para relacionarnos con el exterior, por ello es algo que va a enriquecernos en muchos aspectos, no solo en el de la escritura. Uno de los problemas de esta opinión es quién decide si alguien nace escritor o no. Nadie, por lo tanto quien nazca con la necesidad de excretar el resultado de sus conexiones neuronales es probable que sea un brote de escritor, y a los brotes conviene regarlos para que crezcan adecuadamente.

  11. Imagen de perfil de Chris J. Peake

    jajaja, me ha encantado la metáfora del brote escretando resultados de conexiones neuronales. Estoy con Paco Sánchez, y con la mayoría, pues casi tdos estamos de acuerdo. Aunque veo que alguno se posiciona lejos del centro, y eso es bueno para el debate.
    Yo soy muy ecléctico, ya os lo he dicho, como psicólogo que soy: explicamos todo abrazando todas las variables y factores potencialmente influyentes, no solo porque así estamos más cerca de acertar, además, es que no queremos equivocarnos!

  12. Todos nacemos con diferentes habilidades y aptitudes que a lo largo de nuestra vida desarrollamos o no, depende de, el darse cuenta que uno tiene dichos priviligios. Creo que se nace,,las circunstancias harán que uno se dé cuenta que tiene las aptitudes, pero también las cualidades para ser escritor, tales como la curiosidad, el sentido de la observación y sobre todo la constancia.

  13. Considero que se nace con cierta predisposición. Mi abuelo materno fue escritor y del mismo modo lo fue mi padre. De joven negué esa profesión, dejé inconclusa la carrera en Filosofía y Letras (U.B.A.) y me dediqué a la Física. Trabajé en lo técnico científico hasta que una afección en la médula espinal me dejó discapacitado. Ya en sillas de ruedas, inexorablemente para sobrevivir debí dedicarme a la narrativa (histórica y de ficción). Desde entonces trabajo como autor freelance para particulares y editoriales de Buenos Aires, Miami y México DC. Así que me resulta difícil explicar si se nace o se hace. Estoy convencido que el escritor está incorporado en nuestro ADN; luego, se podrá perfeccionar mientras se descubre el placer de volar con la imaginación y plasmarlo para compartir experiencias fantásticas.
    Mi conclusión es que el escritor se forma leyendo y escribiendo… leyendo y escribiendo… y así hasta el final de nuestros días.

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


 Desarrollado por WriWeb
X