was successfully added to your cart.

El día que me arrepentí de haber escrito una novela

By 3 marzo, 2015Artículos
haber escrito una novela

El día que me arrepentí de haber escrito una novela ►

A estas alturas mi primera novela debería llevar ya unos cuantos meses a la venta. La realidad es que ni está a la venta, ni parece que vaya a estarlo en breve. ¿El motivo? A ver si lo adivináis… El que haya dicho malas prácticas editoriales se ha llevado el premio.

Todo comenzó como suelen comenzar estas cosas: con un sueño. Terminé mi novela y pensé en tratar de publicar a lo tradicional, pateando editoriales. Después de algunos meses de silencios y llamadas para venderme paquetes editoriales imposibles, me llegó una oferta interesante: me publicaban sin más. Acepté, claro, ¿qué iba a hacer?

Les envíe mi primer borrador, pues parece que tenían prisa. En principio la novela estaría lista para Noviembre, firmamos y seguimos con lo nuestro. La cosa empezó a oler mal cuando me di cuenta de que llevaba unos cuatro meses sin saber absolutamente nada de mi novela.

Pregunté y me dijeron que estaban trabajando en otras cosas. Pensé: “bueno, ellos sabrán…” Y seguí con mis cosas.

A finales de Octubre recibí el primer correo de la editorial en varios meses; en él me decían que mi obra les estaba creando enormes problemas. Yo pensé: “claro, es que es un primer borrador”. En aquel correo decían que la correctora se pasaba más de una hora en cada página. Mi sorpresa llegó cuando vi las correcciones, pues se limitaban a marcar en rojo las repeticiones.

Descubrí, también, que habían empezado a corregir a finales de Octubre, y que todas tenían marcada, más o menos, la misma hora. Si tardaban una hora por página, ¿por qué tenían las primeras tres páginas exactamente la misma hora? No dije nada. Entonces pensé: “bueno, es una buena oportunidad”, y aguanté.

Otros tantos meses de silencio después, recibí de nuevo un correo. En él me preguntaban si estaría dispuesto a prorrogar el contrato. Como ya estaba mosca con ellos, les dije que no. Por supuesto, les di mis razones: no sabía nada de ellos, no sabía nada de la correctora y no estaba demasiado de acuerdo con todo aquello. Aquí comenzó el circo.

El siguiente correo que recibí, de mano del mismísimo administrador de la editorial, básicamente decía que mi obra era una mierda y que me estaban haciendo un favor enorme. ¿Cómo me atrevía yo, infausto plumilla, a no aceptar la prórroga de aquel contrato?

Contesté, por supuesto. Le dije que aquellas no eran las formas más adecuadas de hablar a un “cliente”. Le comenté que en la actualidad estaba trabajando con otras editoriales y que tenía un contacto total con mis correctores. No entendía cómo podían tratar así a una persona que trabajaba con ellos.

El siguiente correo que recibí ya era directamente ofensivo. Comenzaba con un “y tú más…” por las formas, cosa que no entendí, pues fui demasiado correcto con alguien que acababa de despreciar mi trabajo. Seguía con más desprecios hacia mí y hacia mi obra, y con la amenaza de que ellos podían destrozarme en las redes, pues tienen 8 millones de seguidores (que resultan ser 80 veces más seguidores de lo que tiene el Grupo Planeta, “casi ná”). El correo terminaba con un: “si tan bien escribes, que te publiquen esas editoriales con las que trabajas”. Literalmente.

Después de estas gilipolleces opté por no contestar. Un par de días después me preguntaron (con todo su cuajo) si todavía quería publicar con ellos o si prefería cancelar el contrato.

Cancelé el contrato y me propuse alertar a las posibles víctimas de este tipo de editoriales de que, a veces, es mejor esperar, publicar uno mismo y no caer en las redes de esta clase de gentuza, que no son más que caraduras con una web y ganas de forrarse a costa del escritor novel.

© Jaume Vicent

Víctor J. Sanz

About Víctor J. Sanz

Víctor J. Sanz es escritor y profesor de escritura. Es Director de la Escuela de Formación de Escritores e imparte algunos de sus talleres de narrativa y de escritura creativa. Es Director del proyecto literario digital Letras Inquietas. Ha publicado un libro de relatos y varios libros sobre técnicas de escitura.

18 Comments

  • Víctor L. Briones dice:

    Si se exige profesionalidad al escritor habrá que hacer lo mismo con el que se ocupe de su escritura ¿no? A lo mejor estoy loco pero…

  • Jaume Vicent dice:

    No estás loco, no. El problema es que la profesionalidad, en estos días, parece ser que escasea o que está directamente “tocada y hundida”.
    Aunque parezca mentira, lo que expuesto arriba es “de la misa, la mitad”. Podría seguir hablando largo y tendido de las diversas cláusulas abusivas que descubrimos mi abogado y yo, las chapuzas en las correcciones, algunos insultos un poco más subidos de tono…
    Por si el mundo de la escritura no fuese bastante complicado, te encuentras con estas cosas… Pero bueno, de los errores se aprende, ¿no?

  • Ana Bolox dice:

    Ya hemos hablado de esto en alguna ocasión, Jaume.

    Para tu desgracia, fuiste a dar con una editorial que parece de todo menos profesional. Sin embargo, este “fracaso”, como bien dices, es una lección aprendida. Así que el revés se traduce en algo positivo. Además, ahí no se acaba el camino. Hay infinitas posibilidades. Yo he optado por la autopublicación. Soy mi jefe, administro mis tiempos, elijo las formas… Es mucho trabajo, pero sé que, al final, el éxito o el fracaso serán responsabilidad mía y, en cualquier caso, lo estoy pasando muy bien en el ínterin.

    Ánimo, a seguir trabajando y felicidades por tu artículo. No sólo es bueno, sino un aviso a navegantes. Gracias por contarnos tu experiencia.

    Ana.

    • Jaume Vicent dice:

      Muchas gracias, Ana
      Por leer, por comentar y por seguirme por todos lados (que no es sencillo con lo que me muevo). La verdad es que todo esto ha sido un buen palo, tan grande que me he llegado a plantear seriamente si dedicarme únicamente a lo que me da alegrías (escribir por Internet) y dejar de lado todo lo demás.
      Pero, no me voy a dejar desmoralizar por estas cosas. Me gusta escribir, y seguiré haciéndolo, me digan lo que me digan, unos señores que se dedican a denigrar e insultar a sus propios trabajadores.
      Un saludo, y muchas gracias!

  • Víctor L. Briones dice:

    Estoy con Ana, enhorabuena por tus letras y por advertir con ellas de la necesidad de fomentar las buenas prácticas como parte del proceso para alcanzar las buenas letras.

    Saludos

    • Jaume Vicent dice:

      Muchas gracias, Víctor, compañero.
      Hay que seguir escribiendo, es lo único que puedo decir. Porque si nos paramos, desaparecemos, y a eso todavía no pienso enfrentarme. Seguimos escribiendo y nosotros, seguiremos leyéndonos.
      Un saludo!

  • Jaime dice:

    Suerte has tenido de ver el percal antes de que te publicaran. Conozco dos casos de personas que, además de que pagaron muchísimo dinero por la edición, luego fue cuando empezaron los problemas, con el desembolso hecho y el libro publicado. A ver entonces cómo lo solucionas. De todas maneras importante no vender la edición digital, así con esa siempre puedes hacer lo que quieras.

    • Jaume Vicent dice:

      Hola, tocayo!
      Pues como has dicho, suerte he tenido de que hayan enseñado la patita antes de haber publicado. Suerte, de olerme algo raro, y negarme a prorrogar el contrato. Aún así, y por la experiencia que he tenido con esta gente, no hay que firmar nada sin un abogado. Yo tengo que agradecerle al mío haberme librado de una buena, en cuanto vio el contrato se echó las manos a la cabeza. Hay que tener mucho ojo; en esto somos carnaza y hay mucha hiena suelta por ahí.
      Un saludo!

  • Chris J. Peake dice:

    Jop, qué miedo me habéis dado. Yo he autopublicado 2 títulos, pero pensaba probar con el próximo en editoriales. Estoy totalmente de acuerdo con Ana, a mí me gusta el modelo independiente, mucho! Pero al escribir fantasía, pienso que la visibilidad que me dará la editorial, por ser un género minoritario (al menos en número de títulos publicados), puede ser productiva. Pero estas experiencias a un le hacen pensárselo… Qué bueno es el Siglo XXI y las nuevas tecnologías, que nos permiten hacerlo todo a nuestra manera. En fin.

    Abrazos!

    • Jaume dice:

      ¿Qué te voy a decir? La verdad que más que miedo, hay que tener cuidado. Porque esta gente no son “editores” a la antigua usanza, son “empresarios” (aunque, en algunos casos, también se les puede llamar hienas). La autoedición, bien llevada, con el respaldo de algún profesional para el tema corrección y edición, es la mejor salida que nos queda.
      Un saludo!

  • Otto dice:

    ¿Qué editorial es ésta? Sólo para estar alerta. Pues yo estoy editando mi primera novela y me han aconsejado a buscar editoriales pero la verdad que estoy un poco asustado con esto de la publicación y pues hasta he pensado en la autopublicación pero bueno… acepto consejos.

    • Hola, Otto.
      Muchas gracias por tu visita y por tu comentario.
      Este artículo es un caso real del que el autor prefiere no dar nombres a la espera de que quede definitivamente zanjado.
      Por otra parte, te gustará saber que en la Escuela vamos a incorporar en los próximos días un taller de orientación para escritores a la hora de dirigirse a agentes y editoriales, formas, vías, consejos, errores a evitar…, en fin, creo que el contenido te puede ayudar en tu caso.

      Víctor J. Sanz
      Director

    • Jaume Vicent dice:

      Hola, Otto,
      Tampoco quiero que os penséis que todas las editoriales son la gestappo. Hay de todo, a mi me tocó “la china”, pero bueno hay profesionales que se toman su trabajo en serio y tratan de hacerlo lo mejor posible. No quiero que nadie se piense que generalizo o que esto es el fin del mundo.
      Prefiero no decir el nombre de la editorial. Sin embargo, si estabas pensando en buscar una, creo que Víctor te ha dado un buen consejo con el tema del taller, en el aspecto de la publicación estamos solos, un poco de orientación siempre nos irá bien.
      Un saludo!

  • Bueno, lamentablemente es muy cierto que muchas de estas supuestas editoriales buscan solo lucrarse aprovechando el trabajo de otros. A mi me encantaría publicar pero he llegado a un punto en el que me da igual si lo hago independiente o con una editorial. Escribo mas por que me gusta y porque no puedo evitar inventar nuevas historias, claro esta. Si me tocara publicar, creo que lo haría de forma independiente y por lugares como Amazon en la cuestión digital.
    Saludos a todos y gracias por la advertencia. Se tendrá muy en cuenta.

  • nswolf dice:

    A mi me gusta soñar en mundos asi que decidi escribir, no soy un profesional sin embargo me esfuerzo por plasmar mis ideas en la novela que hago, tambien me gustaria publicarla algun consejo para este novato

    • Hola, nswolf
      Es agradable ver cómo a pesar de todas las dificultades en el horizonte de un escritor, hay quien se esfuerza por perseguir sus metas.
      En la Escuela tenemos varios talleres que quizás puedan ayudarte en tu trabajo.

      Recibe un cordial saludo
      Víctor J. Sanz
      Director

  • rosa dice:

    Hola, Jaume. Es el primer articulo tuyo que leo y me gustaría decirte que por muy mal que lo pasaras, fuiste listo, al menos más que yo. Te lo dice una que publicó y fue engañada. Cuatro años pagando el préstamo que tuve que pedir para publicar. Cuatro años de tortura psicológica que me han llevado al abismo, pero afortunadamente he encontrado a gente buena en este mundo que me ha tendido la mano y me han ayudado a seguir escribiendo, que al fin y al cabo es lo que hay que seguir haciendo. Te animo a que sigas luchando por tus sueños. Un saludo.

  • Gonzalo dice:

    Gracias Jaume por compartir tu historia, lamentablemente en todos los cajones de manzanas siempre hay las que son buenas y las que están podridas, y mas indignación se siente cuando uno tiene un sueño y esta personas abusan de los que poco tenemos. Pero por suerte somos muchos los que nos apoyamos, siendo los “muy de abajo”, te deseo la mejor y no renuncies a tus sueños, yo aún estoy muy verde en esto de la escritura y espero algún día llegar a publicar algo, y lo que me alienta a seguir es ver mucha gente como tu que de un modo u otro ayuda a sus compañeros, suerte y mucho ánimo. Saludos.

Leave a Reply